moongoddess
 

Temas Consulta Que es... Editorial Formacion Diario Mi persona
Esoterismo Oriental Occidental Indigena Imagenes

 

 

Animismo
Chamanismo
Medicina
Chaman
Iniciacion

 

Chamanismo

sofia_2

 

 

CHAMANISMO

Una introducción al Chamanismo


Al principio fue la Inspiración, y este lazo entre la Inteligencia Creadora del Universo y el hombre se fue forjando lentamente a medida que avanzaba el desarrollo de nuestra especie. El inicio de la inteligencia humana fue originada por esa transformación del viejo hombre-bestia por el nuevo hombre-espíritu, y esta labor, esta misión, fue realizada entre los numerosos grupos en los que la especie se desperdigaba por el primer saber de la humanidad representado por el primer oficio: el hechicero, el chamán. Figura que en realidad debería decir que es femenina, pues es la mujer la que posee mayores capacidades para las funciones de guía y medicina.

 

Quiso la evolución que existieran entre los hombres sujetos con una inhabitual predisposición nerviosa, con una capacidad especial para sentir lo invisible y atender a sus reacciones internas. Esos hombres eran “llamados” por el Espíritu, por los mil y un nombres que cada grupo forjó con su lenguaje y costumbres. En todos ellos la especial importancia del primer científico y sacerdote, del creador, del vínculo entre el futuro de la inteligencia humana y el presente en el que habitaban, se indicaba por un especial concepto: aquel sujeto era un iniciado, un hombre que había muerto a la condición antigua y renacido a la condición futura.

 

Actualmente sabemos que el origen de la cultura procede de esa enigmática figura que es el “mago”, el chamán. Ese primer artista era el encargado de mantener “alto” el ánimo, de permitir el sueño de la esperanza a través de su arte hechicero y embrujador. Su mensaje de futuro, de luz en el camino que brillaba al amanecer, era considerado como algo fundamental, como algo que se vino a denominar “sagrado”. Pues sagrada era la evolución de la inteligencia humana.

 

Esta figura anónima fue el primer poeta, el primer comediante, el primero de los médicos que curaban la aflicción humana surgida del dolor y la ignorancia a través de su canto, de sus palabras, de su mensaje recibido por aquello que el hombre no comprendía: la inteligencia de la evolución, el desarrollo de su especie, la marcha de la Creación.

 

Y a la vez, a medida que el conocimiento del hombre iba creciendo, se hizo también depositario de la sabiduría de sus ancestros, la conexión con el sentido de la evolución a través de la memoria. Pues fue así, lentamente, como el hombre uniendo el pasado primordial con el esperanzado futuro fue forjando su inteligencia, aquello que le hizo mutar y diferenciarse del resto de los mamíferos.

El chamanismo concibe y afirma que la Tierra posee espíritu y que se manifiesta en la propia existencia. Que ella es la Madre de la Vida, y que cada existencia se alimenta de su sustancia. Afirma además que toda vida alberga en su interior una esencia inmortal, herencia del Espíritu Creador. Y para demostrar esta aseveración permite el acceso al cambio de mentalidad, a una nueva visión de la realidad utilizando para ello plantas que serán consideradas “mágicas” y que las culturas chamánicas consideran como sagradas.

 

El chamanismo habla de una visión del poder como arte de conexión, de medicina como vínculo con el Espíritu. Esto choca con la visión moderna que concibe al hombre en un mundo sin espíritu, y sujeto a la existencia de un poder distinto al natural: el humano. Visión artificial en mundos artificiales de un dominio abstracto y concreto sobre otros hombres, y un sentido de la existencia basado en la posesión de lo circundante.

 

Perversión de la civilización nunca perdonada por el chamán. La confusión tiránica de considerar a algunos hombres como el Sol, como la fuerza irradiante con cuyo resplandor ilumina toda la “nación”. La Tierra ya no será considerada Madre, siendo sustituida por la “patria”. El Sol ya no será Padre, siendo sustituido por un hombre con el título de Jefe, Rey, Faraón, Emperador. Invención tiránica de mundos cerrados, de paredes que limitan, frente a la directa contemplación de la mar sin fronteras y el infinito Universo.

 

Así la visión original, la natural, fue progresivamente perdiendose a medida que avanzaba la civilización. Con ello se perdía el motor del propio avance evolutivo de la inteligencia. De ahí que la figura del chaman pase entre arcanos y misterios por la historia de dichas culturas. Y que sólo se aludiera a su tradición, hermética y oculta por habitar en un mundo con una mentalidad contraria a la suya, como “mágica”, como la panacea para recobrar la naturaleza original, como un sistema que provoca una muerte y un renacimiento a una nueva realidad. Ese será el legado simbólico del arte chamánico en las civilizaciones: su lenguaje crepuscular, su imaginería enigmática que obliga a adentrarse en ella, su invitación al saber que despierte las luces del alma humana.

 

Arcano que permite así recobrar la conexión íntima y original, el saber interior de cada individuo. Y Tradición de Leyenda, la memoria de nuestros ancestros, que nos señala que lejos de habitar un Universo muerto, una máquina habitada por máquinas, existimos en la Vida, en un Universo Creado e Inteligente.

 

Ese es el legado del chamanismo, que permite abrir las puertas de la inteligencia humana, que permite la progresiva evolución de ésta en nuestra especie. Esta fue, es y será la panacea de lo invisible, de aquello que se esconde y está oculto: el Espíritu.

 

Saber de la Caverna que ha de ser respetado. Tradición creadora que ha de ser conservada. Impulso mismo de la humanidad en su búsqueda del “homo sapiens sapiens”.

 

Canción que recuerda el espíritu libre de la especie humana y su existencia inteligente. Su camino siempre adelante hacia el Jardín del Edén y el destino de todo mortal.

 


Embrujo: La web de Vargas "el brujo".